Entrevista al Dr. Mario Brassesco: Director médico del CIRH. Bioquímico. Médico-Andrólogo.

MB
Dr. M. Brassesco

Sus pacientes y colegas le consideramos práctico, directo, comprometido, carismático y tan terco que no descansa hasta hacer todo lo necesario para que los pacientes logren su sueño de tener un bebé.

Aquí os dejo la entrevista!:

 

H.P.: Explícanos como fueron tus inicios en el mundo de la medicina Reproductiva…

M.B.: Comencé a trabajar en el año 1976 en la Fundación Puigvert, como bioquímico,  realizando análisis de semen y desarrollando las técnicas de preparación de semen para Inseminación Artificial . Por otro lado, participé en sus inicios en las técnicas de FIV del Hospital de Sant Pau.

Paralelamente, estudiaba medicina en la UAB de Barcelona, ya que lo más me atraía era el trato directo con los pacientes.

En 1989 decidí iniciar una nueva etapa desarrollando el Centro de Infertilidad y Reproducción Humana en la Clínica Corachán.

H.P.: De no haberte especializado en Reproducción Asistida, ¿a qué te hubiera gustado dedicarte?

M.B.: La verdad es que nunca me lo he planteado porque realmente hago lo que me gusta.

H.P.: ¿Qué cualidades crees que debe tener un médico especialista en RA?

M.B.: La primera entender que hay gente que te necesita y que puedes ayudarla. No siempre obtendrás el resultado que se desea pero incluso en los fracasos debes estar junto a ellos y tratar de entender su frustración tanto como puedas. Estar al tanto de los últimos conocimientos científicos, disponer de la última tecnología en el laboratorio para obtener buenos resultados, y sobre todo ser honesto a la hora de plantear los tratamientos.

H.P.: ¿Qué te gusta más de tu trabajo y por qué?

M.B.: El mundo de la Reproducción es un campo de constantes desafíos científicos. No solo me gusta el trabajo clínico, sino que disfruto discutiendo con los biólogos sobre cultivos celulares, incubadores y técnicas de laboratorio. Es un trabajo apasionante, y lo más importante: poder ayudar a hacer realidad el sueño de ser padres de numerosas parejas.

H.P.: ¿Qué es lo que más te preguntan en la consulta?

M.B.: Dr. ¿Conseguiré quedarme embarazada o no?. Lo cual a veces es muy difícil de contestar por lo que creo que es imprescindible actuar con la máxima sinceridad.

H.P.: La consulta de Infertilidad está a caballo entre la psicología y la medicina, porque nuestros pacientes sufren mucho a nivel emocional. Dinos algún consejo que sueles dar a nuestros pacientes?

M.B.: Que tengan perseverancia y que, a pesar de que puede haber momentos duros, hay que tener fe y luchar por ello ya que la mayoría de las veces se consiguen los objetivos.

H.P.: ¿Cómo te afecta a ti, a nivel personal, trabajar en esta especialidad en la que las emociones tienen un papel tan importante?

M.B.: Con las parejas acabas creando una relación especial porque entiendes todo lo que conllevan los tratamientos. A mí me cuesta mucho no involucrarme y ser frío en el análisis del caso, aunque eso es lo que más le conviene al paciente y muchas veces me quedo dándole vueltas sobre si podría haber algo que pueda mejorar las posibilidades de algún paciente, incluso en mi vida personal, cuando no estoy trabajando.

H.P.: ¿Crees que los problemas de Infertilidad afectan por igual a nivel emocional a hombres y a mujeres?

M.B.: Externamente no. La mujer es más expresiva en sus angustias y frustraciones. El hombre muchas veces hace el “papel” de apoyo emocional. Sin embargo, cuando visito a los hombres a solas, la gran mayoría demuestra las mismas emociones que sus parejas y cuentan como tienen que hacer “un papel” para que ella no sufra tanto. Muchas veces ellas lo interpretan como apatía o falta de interés.

H.P.: ¿Cuáles crees que son las principales causas de abandono de los tratamientos de RA?

M.B.: El desgaste emocional  de las parejas y desgraciadamente el motivo económico.

H.P.: Explícanos la anécdota más curiosa que te haya sucedido trabajando

M.B.: Veinticinco años dan para muchas historias. Recuerdo una  que pasó hace años, cuando mis hijos eran  muy pequeños y especialmente a  mi hija le encantaba la película de los “Aristogatos”. Estaba tan deteriorada que antes de venir a trabajar compré otra junto una película erótica para la estimulación con medicación de disfunción eréctil.

Hice pasar a un sr. a la sala, le puse la medicación correspondiente y le conecté el video.   Al cabo de un rato entro en la habitación y me dice el señor.: “Dr., a mi esto no me excita”. Y cuál es mi sorpresa cuando miro al monitor y me encuentro a los Aristogatos. Nos reímos mucho y aún hoy la seguimos contando como anécdota de la consulta.

H.P.: ¿Qué crees que nos depara el futuro de la RA?

M.B.: Las tendencias van cada vez más hacia la selección de un único embrión para transferir logrando el máximo de éxito y sin que haya embarazo múltiple, evitando así riesgos tanto para la madre como para los hijos.

H.P. ¿Qué proyectos de futuro tienes?

M.B.: Si la salud me acompaña, espero seguir ayudando a parejas e incrementar mis funciones de docencia en la Universidad con el objetivo de traspasar mi experiencia a futuros especialistas en Reproducción Asistida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s